viernes, 25 de diciembre de 2020

Navidad en la música

 La palabra Navidad es sinónimo de familia, recogimiento e ilusión por poder reunirse con todos los seres queridos, pero hay algo que a los músicos nos hace más ilusión i es interpretar obras de temática navideña. A lo largo de la historia de la música hay una infinidad de obras que tiene este ambiente invernal, pero no siempre se destaca por ser una gran obra al estilo de la opera. Aquí recae una género que se hablará más adelante y es el villancico que nada tiene que ver con los villancicos navideños de hoy en día. 

Durante la edad media la música tenía un papel importante para toda una población y era la de transmitir de alguna manera lo que estaba escrito en los manuscritos sobre historias, leyendas, mitos entre muchos, pero lo que a Navidad se refiere empezó a ser un gran evento a medida que pasaban los años. El género de la Misa en el ámbito musical fue el primer paso hacia lo que hoy es, en esa época la misa era de dos tipos la ordinaria (la que se celebraba cada día) y después la misa propia (que es cantaba un repertorio especifico para unos días señalados). Y es aquí donde surgen textos dedicados a la natividad de Jesucristo y en donde se crean himnos para éstas fechas, entre el adviento y la epifania de Jesús (día de Reyes). Así durante los casi 800 y 900 años que duró el periodo del medievo. Después en el Renacimiento como extensión y época de transición para dar paso al Barroco hubo también obras dedicadas a la Navidad, pero fue en el Barroco cuando tiene más peso.

El Barroco a partir de los primeros años la liturgia medieval empieza a no ser un acto imprescindible y muchos compositores relatan la historia de Jesús con carácter más natural. La ópera fue clave para que el pueblo que no sabían leer ni escribir pudiera ver lo que pasaba en el escenario, contaban historia mitológicas y el carácter religioso se empezaba a dejar de lado y solo exclusivo para quienes seguían con la fe cristiana. Con la reforma eclesiástica el latín daba paso a la lengua vehicular, y no es de extrañar encontrarnos con obras litúrgicas, óperas cantados en idiomas según el país, especialmente el Alemán, Inglés y el Italiano. Va pasando los años y surgen compositores que dedican obras a la Navidad, por ejemplo, en el segundo periodo del Barroco Corelli compuso unos conciertos y entre ellos el Concerto Di Natale. Y más adelante en el último periodo de ésta época son muchos autores que se interesan por la temática navideña, y surge el Oratorio que no es otra cosa que una obra de estilo operístico pero sin representar. Bach tiene el Oratorio de Navidad que es un conjunto de cantatas navideñas y las agrupó en una y así surgió esta obra. Pero cuando hablamos de Oratorio por estas fechas nos viene a la mente una obra: El Mesías de Handel. Curiosamente esta obra no estaba pensado para ser interpretada por las fechas de pascua sino durante la semana santa (entre marzo y abril) pero que por su libreto, historia y por las tres partes que tiene esta oratorio (Nacimiento, pasión y resurrección de Cristo) empezó a ser interpretado durante las navidades y así ha quedado como tradición. 

En el Clasicismo y Romanticismo la temática navidad sigue como en el Barroco pero cabe destacar que son muchos compositores que revisan obras, un caso es la de Mozart que revisa El Mesías para actualizar la orquestación y cambiando el idioma al alemán con una traducción siguiendo la reforma luterana. Y en el Siglo XVI - XVII surge otro género, el Villancico, que no tiene nada que ver la navidad originalmente. Era una pieza pagana y cantaba a coro de temas muy diversos, era más un madrigal que no otra cosa. Pero en el Siglo XVIII y XIX empiezan a hablar de canciones dedicadas al nacimiento de Jesús y como coincidía con las características del Villancico navideño este ganó terreno y así es como ha quedado hasta nuestro días. Pero que originalmente el villancico no estaba escrito para las navidades, pero como no tuvo una expansión oral y además los compositores que escribían no eran conocidos pasaron de ser desapercibido al olvido. 

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo 2021!

martes, 28 de julio de 2020

Grado o Titulo Superior (de música por supuesto)

Este artículo es una reflexión de cómo se puede ver en diferentes puntos de vista dos titulaciones relacionadas con la música, ambas sin embargo, tienen sus pros y sus contras cuando se habla de salidas profesionales. 

El Grado en el ámbito de la música:
En España estudiar música de forma oficial y a través de una universidad es una de las opciones que nos ofrecen el sistema universitario, pero el que más destaca es sin duda el GRADO de MUSICOLOGÍA. En muchas universidades ofrece este grado que tiene bastantes adeptos para quienes buscan una alternativa al conservatorio superior. (Después hablaré de la titulación superior). Es una carrera más enfocada a la historia y a la investigación musical, pero también hay asignaturas dedicadas al estudio de la teoría y del lenguaje musical. Por lo que si vemos sus planes de estudios así como las informaciones de sus salidas profesionales, nos encontramos que se puede dedicar a la docencia en escuelas de música y conservatorios (me refiero a dar clases de música en plan lenguaje y teoría musical). 
Sin embargo, ésta titulación a solas para según qué enfoque queremos dar no nos sirve. Tenemos que añadir otra titulación como puede ser un master y en este caso dependiendo a lo que se quiere dedicar profesionalmente también nos ofrecen una amplia oferta de masters relacionados con la música. Por ejemplo, ser profesor de música en secundaria y en bachillerato. 

La única universidad que ofrece el GRADO DE MÚSICA, si han leído bien, una titulación oficial reconocida por el ministerio de universidades es esta y la ofrecen de forma online. Se puede cursar a través de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), que ofrecen un compendio de diferentes ámbitos musicales (composición, musicología, teoría y lenguaje musical e investigación musical). 

El Titulo Superior por un conservatorio:
A diferencia del grado, en esta forma de cursar carrera musical, se precisa de unas pruebas de acceso para ver el nivel musical que posee el candidato/a. Aquí en nuestro país sigue un problema que lleva arrastrando años con esta titulación, y es que es oficial y no. Es oficial por que esta dentro de la ley educativa y hacen las mismas horas y los mismos créditos que si de un grado universitario se tratase. Y digo que "no es oficial" puesto que es una titulación que no se expide en cualquier universidad española, de manera que hay vacío legal en este campo. 

La única universidad que ofrecen el grado de música con diferentes especialidades y oficiales se encuentran en Madrid, y es la Universidad Alfonso X el Sabio que es privada, lo que si se tiene como requisito es la prueba de acceso como he dicho anteriormente. 

¿Que pasa con ambas titulaciones?:
Si la persona que se quiera dedicar a la enseñanza musical con algún instrumento, es habitual y lo más normal que sea quienes tengan una titulación superior con su correspondiente especialidad. Sin embargo, una persona que tiene un grado también tiene las mismas capacidades y oportunidades de ofrecer clases. Si un escuela de música busca profesionales es normal que la balanza se decante por quienes tengan la titulación hecha por un conservatorio superior, pero también hay mirar que quienes tengan un grado por una universidad tiene más peso "jurídico" y "legal" puesto que se ha hecho a través de una institución oficial y reconocido por el ministerio de universidades así como de educación.

Claro queda que estudiar música en España trae un vacío legal entre ambas titulaciones puesto que cada una son válidas pero separadas por un papel que pueda contener lo oficial, es algo que muchos estudiantes de música llevan años pidiendo la normalización de las titulaciones superiores ya no solo en música sino en todas las artes en general (incluyen: danza, teatro, diseño gráfico, etc...). 

lunes, 6 de julio de 2020

Un giro en mi proyecto de vida.

Después de estar un año preparándome para acceder al conservatorio y llega el día que se hacen las pruebas, pero cuando ves los resultados de dichas pruebas te das cuenta que mis expectativas realmente se van en vano. Durante éste tiempo también he pensado en un plan B por si la cosa no iba como yo esperaba, pues bien ahora toca buscar alternativas para seguir por el camino más seguro de poder dedicarte a ello sin problemas. 

Estoy hablando de que si no he podido acceder al conservatorio, no se acaba el mundo, que existe otras vías por donde la música también está presente. Teniendo mi carrera (Grado en Musicología) seria bueno aprovechar esa titulación para ver por dónde y qué itinerario se puede hacer, gracias a Internet he podido ver que hay muchas más alternativas. Al fin y al cabo, el titulo de grado profesional de música actualmente en España no sirve mucho para dedicar a la música, otra cosa es que tengas algún enchufe para encontrar trabajo. Así que durante unos días he estado pensando, informándome y sobre todo preguntándome hacía donde quiero enfocar mi futuro. 
Después de la experiencia del conservatorio y viendo el percal, uno se pregunta que se puede hacer con una titulación universitaria. He encontrado varias opciones, que pueden ser bastante interesantes:

Por un lado, seguir formándome con master, uno de ellos es el profesor de música en secundaria e institutos. Es un año de master, quizá es la vía segura para quienes tienen un titulación universitaria relacionado en música encontrar trabajo. Aquí incluyo también a los que tienen el Titulo Superior de Música en los conservatorios superiores. 
Otra master que me pica la curiosidad es el master universitario en composición musical con las nuevas tecnologías, que ofrece de forma online y también es oficial. Quienes me conocen desde siempre y muchos años, saben que la composición siempre ha sido en mi unas de las pasiones y unas de las razones por la que me dedicí a estudiar música. 

Por otro lado, dejar de manera temporal la música como objetivo de buscar empleo, con ello supone dejar de hacer clases de música pero no de tocar. Es decir, seguir tocando pero como divertimento/hobbie y no de manera profesional. Y enfocar mi cambio a buscar un trabajo que me permita tener unos ingresos y sentirme útil. 

La vida da muchas vueltas, y creo que ahora estoy en ese momento crucial de buscar otra forma de mirar la música y alejarme de la expectativa que tenia hace unos meses atrás. Se cierra una puerta pero se abre otra, así sin más, y creo que tengo esa oportunidad de poder entrar por otra puerta que quizá encuentre el botón mágico en el que llevo años buscando. Hay que ser realista, con mi minusvalía hay que buscar lo que pueda hacer y alcanzar y no lo que pienso que puedo hacer y no alcanzo.

Tocaré la trompeta por supuesto, seguiré tocando en la orquesta donde estoy pero todo desde otro punto de vista. Seguiré en contacto con la música pero de otra forma, existen alternativas solo hay saber cuales son y ver como puedo aplicar esas alternativas a mi futuro profesional dentro del amplio abanico que nos ofrece la cultura musical. 


miércoles, 22 de abril de 2020

La música en las redes sociales

Durante estos días del confinamiento por la pandemia son muchas las personas que a través de las redes sociales, utilizan su faceta artística para mostrarlo al resto del mundo. Pero lo que si se puede decir con bastante claridad, es que la música es un reflejo de la sociedad de lo que está haciendo. Es decir, la música es una generadora de realidades sociales y aún más con las redes sociales. 

Las redes sociales en las que he podido navegar donde la música es la protagonista he visto que hay una cierta clasificación que a continuación voy a demostrar/describir, a través del Facebook e Instagram ambas redes sociales donde más a calado a los usuarios de dichas aplicaciones.

1. Instrumentistas:
Dentro de ésta categoría es la que más he visto como actividad en los últimos días, violinistas, violonchelistas, trompetistas, etc... pero lo que más abundan son los instrumentos de viento en general. Pos su fácil manejo, por su repertorio no sólo clásico sino que también tradicional e incluso popular. Así como también pianistas donde se demuestran sus destrezas a las teclas del instrumento como acompañando a otros músicos vía videollamada. Por poner ejemplos, el violista americano David Aaron Carpenter, Adrian Anantawan, Andreas Ottensamer, Manuel Blanco, Ruben Simeó, y los integrantes de algunas orquestas sinfónicas explican en sus perfiles como se preparan, se calientan ante de tocar los instrumentos. 
Una cosa que me ha llamado la atención, es sin duda son los directores de orquesta que hacen conferencias virtuales para explicar algunas cosas de la música, Andrés Salado, Gustavo Dudamel, entre otros explican obras musicales desde su punto de vista. 


2. Cantantes:
Siguiendo a la categoría anterior, cabe destacar que aquí hay una subcategoría por así decirlo. En este apartado claro está son los cantantes conocidos que muestran su faceta solidaria a través de las redes sociales. Cantan canciones conocidas de su repertorio así como canciones que han sido creada durante el confinamiento, y así como también su faceta más personal explicando su día a día cerrado en sus casas. 
Después tenemos otra categoría que más ha interesado y son los cantantes amateurs, éstos han conseguido ser realmente buenos e incluso virales. Donde prima la originialidad y el anonimato del propio cantante o grupo. Un claro ejemplo de este tipo son un grupo que peersonalmente conozco solo al 50% de ellos "Els Desconfinats", ésta formación han hecho versiones de algunas letras adaptándolas a la situación que estamos viviendo. 
Pero cabe destacar un grupo del resto que hay por las redes sociales que se hicieron más aún virales gracias a la TV catalana que los pudo hacer eco de ello, y no la televisión catalana sino que también las generales. Este grupo llamado Stay Home que es un grupo de chicos estudiantes que comparten un piso en Barcelona, y que durante el confinamiento han demostrado ser un soplo de alegría. Tal es el éxito que ya tienen un concierto en una famosa sala de Barcelona cuando pase todo y la sociedad vuelva a la normalidad. 

Otras de las categorias de los cantantes son los líricos, y sobre todo los de la ópera. Gracias a ellos en muchos de los balcones, terrazas, patios, etc... se ha podido escuchar arias famosas de títulos de óperas. Desde la Carmen de Bizet, Brindisi de Verdi de la Traviata, Nesum Dorma de Turandot de Puccini e incluso obras del género chico. Por ejemplo, el Zapateado de la Tempranica "La taratunla es un bicho muy malo que no se mata ni con un palo....", La Verbena de la Paloma, etc... es decir, son muchos los cantantes tanto profesionales como aficionados que han puesto un granito de arena para estos días. Cantantes como: Ainhoa Arteta, Juan Diego Florez, Beatriz Jimenez, Albert Deprius, etc... 

3. Los Dj.s y los pinchadiscos:
He querido incluir ésta categoría porque también son muchos que montan sus sesiones discotequeras en los balcones para animar al vecindario, aunque también hay que definir un Dj's de un Pinchadiscos. Lo que si tienen algo en común es que ambos utilizan la música pregrabada para sus creaciones, sobre todo los pinchadiscos que son los que más usan este tipo de fuente sonora. En cambio, los Dj's utilizan la música electrónica para crear sus composiciones, también es habitual en ellos la colaboración de cantantes para después usarlo en sus canciones, como por ejemplo: David Güetta, Bob Sinclair, etc.. 
Los pinchadiscos son los que ponen música ya existente y realizan sesiones de mixes, sin duda son los que más éxito tienen dado que utilizan la música que más está de moda para ser más llamativo. Es normal que ahora dentro del confinamiento tengamos repuntes de éxitos del pasado, como el "Resistiré" del Dúo Dinámico donde se ha convertido en un especie de himno. 

Dejo muchas cosas y elementos en el tintero, pero es que por ahora aún no se puede hacer una especie de radiografía musical por las redes sociales, primero porque no sea acabado el confinamiento y después habrá que ver como evoluciona la pandemia y demostrar que las plataformas digitales están en plena forma. Pero así a grosso modo y efectos generales por ahora se ha podido observar como tres grandes grupos donde más destacan dentro del ámbito musical, espero que así sea porque es un indicador de cómo será en un futuro la forma de escuchar, consumir e interpretar la música, de manera que la música nunca se extinguirá. 

sábado, 21 de diciembre de 2019

2020 año nuevo, nuevos propósitos y un año especial para quienes somos músicos con sordera

Estamos en la recta final del año 2019 que es un año para mi algo transitorio, digo esto porque después de acabar la carrera ha sido un periodo de pensar qué hacer ahora. Buscando algún sentido que me pueda llenar la vocación como músico, no solo el titulo de musicología me ha servido para buscar e ampliar nuevos enfoques en el ámbito de la música, sino que también necesito llenar ese vacío musical con el instrumento. Por eso hablo de un año transitorio porque me he planteado varias opciones para poder seguir con la música, por un lado obtener un máster de profesorado de música en las enseñanzas secundarias, por otro obtener el título de grado profesional de trompeta que me servirá para complementar a la carrera. Después de todo he decidido que el grado profesional de trompeta me llenará por completo la formación que me falta para integrar en mi curriculum la carrera universitaria con un instrumento. 

De los nuevos propósitos es sin duda el acceso al conservatorio para obtener un titulo oficial del instrumento el cual actualmente toco, la trompeta. Con ayuda de profesionales en la materia de teoría y en instrumento estoy bastante contento con los progresos que voy haciendo, la suerte que puedo tener es quienes me ayudan en este proceso han tenido y tienen en cierta manera mucha experiencia en las pruebas de acceso. Con constancia y tesón uno es capaz de cumplir todo aquello que se propone ante la adversidad, en mi caso, puedo decir que esa adversidad ha desaparecido cuando muchos años antes cambié de instrumento por otro. De aquel chico que tocaba la viola ha desaparecido el interés por el instrumento, en artículos anteriores cito mis quebraderos de cabeza buscando la mejor manera o forma de tocar ese instrumento sin complicaciones. Ahora con la trompeta estoy mucho más relajado porque tengo la certeza que es el instrumento perfecto para mi, no solo por la forma de cogerlo que ya es más fácil (se puede tocar con una mano) sino que además he ampliado la familia (trompeta en Do y la trompeta piccolo). Y no se si será la última.... En cuando a teoría musical me ha sorprendido gratamente que he avanzado mucho de nivel, gracias a la carrera de musicología y gracias a los libros no he perdido fuelle, mi punto débil será siempre los dictados pero creo que eso es el talón de Aquiles de muchos como yo donde queremos entrar al conservatorio.

Otros de los propósitos es poder tocar en una orquesta sinfónica de manera más profesional, actualmente estoy en una orquesta que está muy bien tanto de nivel como de repertorio. Pero hace poco tiempo pude recibir noticias de una propuesta muy tentadora de una orquesta sinfónica que tiene planes de futuro más profesional. Cuando digo profesional me refiero a que se empieza sin cobrar nada pero que poco a poco cabe la posibilidad de recibir remuneración por tocar. Así que si las cosas salen como es debido este año es sin duda un gran año. 

El año 2020 también será un año para recordar a Ludwig Van Beethoven porque se celebra los 250 años de su nacimiento, y claro, no se puede olvidar de su fortaleza y que combatió contra la sordera siendo capaz de componer con una sordera profunda. No puedo evitar pensar que fue un gran músico con una discapacidad auditiva, y que a veces me identifico con él a las adversidades que tuvo que pasar en su época. Hoy en día hay audífonos que resuelven ese problema pero en el siglo XVIII y XIX no los había, y Beethoven se podría decir que fue el primer inventor de un sistema que era capaz de transmitir los sonidos del piano al cerebro. Con laminas de hierro anclados al piano y con los dientes, Beethoven supo que su cráneo le servía para recibir los sonidos, es la transmisión ósea que actualmente existe audífonos y otros sistemas que permiten a personas sordas poder oir. 
En mi caso, como musicólogo y como músico mi gran admiración por el compositor porque fue capaz de que con su sordera no le impidiese tocar, y componer y ser un referente para otros compositores como Brahms, Dvorak, entre otros posteriores. 

Asi que espero que con esta reflexión, mis deseos y propósitos se puedan cumplir y que el año 2020 sea un año clave para la trompeta y para mi tanto en lo profesional y en lo personal. 
Sin más que añadir, deseo a todos:
Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo 2020! 

viernes, 4 de octubre de 2019

El Mesias de G. F. Handel visto por W. A. Mozart

Si hablamos de oratorio como obra musical nos viene a la mente uno en concreto: El Mesías de Handel, sin duda su obra más conocida de todo su producción musical que hizo a lo largo de su vida. Sin olvidar que fue un importante compositor del barroco tardío que agrupa a varios autores como: Bach, Vivaldi entre otros, y que durante los años posteriores a la muerte no cayó en el olvido como si lo fue con Vivaldi. 

Pues bien, durante el clasicismo y en la vida de Mozart, Handel fue su compositor de referencia del barroco. No es de extrañar que sea así pues en muchas de las obras para coro hay muchas citas y formas de composición que nos recuerda al autor del Mesías, por ejemplo: en la Gran Misa, la Misa de coronación, en el Requiem y otras obras sacras que el austriaco compuso durante su vida como compositor. Mas si cabe, cuando una asociación de Viena le encargaron a Mozart por el año 1789 una interpretación del Mesías bajo supervisión del compositor. Sin pestañear el propio autor austriaco en vez de dirigirla revisó toda la obra y modificó la plantilla orquestal añadiendo instrumentos que en la partitura original no había y el texto original fue traducido al alemán basándose en los textos de Martin Luther sobre la Biblia. De ésta manera el texto encajaba bien con las notas y las partes del coro y de los solistas vocales y lo que había de novedad la orquestación donde pudo añadir instrumentos que no estaban en la versión original (orquesta barroca de Handel) e aquí la lista de instrumentos añadidos por Mozart: 

- Flautas (en el original no estaban).
- Oboes
- Clarinetes (no estaban en el original).
- Fagot (si como bajo continuo).
- Trompas (no estaban en el original).
- Trompetas (se quitaron la piccolo y arregló los pasajes a la versión para trompeta en Re).
- Trombones (no estaban en el original - pretendia dar una sonoridad más majestuosa)
- Timbales (en el original si pero Mozart arregló y añadió más para acompañar a la trompetas)
- Cuerdas (está tal cual como el original, solo que aumenta el numero de música de cada sección para dar un efecto grandioso a la orquesta).

Actualmente existe grabaciones sobre esta versión, en la obra completa de Mozart que publica deutsche grammophon la incluye con el texto en alemán bajo la dirección de Charles Mackerras. 

Pero también existe la versión más fiel es esta que la único que se mantiene al original es el texto en inglés, os la recomiendo que la escuchéis y veréis como la maestría de Mozart hizo que ésta obra barroca se convierta en una obra clásica. 



martes, 3 de septiembre de 2019

Musicologia: los dilemas

Después de un año con la carrera acabada, empieza la asignatura más difícil de todas que es la de buscar trabajo en este ámbito. Cuando una universidad ofrece la carrera de musicología es porque en algún sitio de la música hay salidas profesionales, pero cuando se habla de la docencia aquí hay una traba. Ésta traba es la de que con el titulo no nos sirve, hay que hacer un máster donde se enfoca a la docencia en la especialidad de música. 

Otras de la salidas profesionales es dar clases de música en las escuelas de música y en conservatorios, en este último más bien es dar clases de historia de la música. Curiosamente el titulo universitario (ya sea de cualquier rama, pero aquí hablamos en el ámbito musical) tiene más peso a todos los efectos como indica el plan bolonia y el ministerio de educación, que el titulo superior de música que a efectos de dichas instituciones (el ministerio) no está homologado como titulo universitario y sin embargo se hacen los mismos créditos y la misma duración (4 años). 
Otra controversia es la de convalidar créditos / asignaturas, por ejemplo si una persona viene del conservatorio a la universidad (entendemos como universidad con una carrera relacionado en lo musical: como musicología por poner un ejemplo) el tema de la convalidaciones no se puede dado que al ser un titulo no reconocido es imposible. Ahora bien si venimos de una universidad para ir al conservatorio si se hacen las convalidaciones, el porque? La universidad a ser un centro reconocido por Educación y tiene más peso que el conservatorio no hay problemas para que algunas asignaturas se puedan convalidar. 
Por lo tanto, los universitarios que vayan a un conservatorio superior pueden que tengan suerte de "librarse" de hacer asignaturas, en cambio a la inversa no.

Otros de los dilemas a tratar es sin duda la búsqueda de trabajo en el ámbito de escuelas de música, muchas de ellas piden el superior de música (conservatorio) y lo veo más que justificado. Ahora bien, si hemos estudiado musicología que hay diferentes universidades del país (Barcelona, Madrid, Granada, etc...) parece que la cosa cambia. Como he dicho antes, la universidad su titulación tiene más "poder" que la titulación superior de música, que también sirve pero al no estar expedido por una universidad como que parece que carece de peso, es más probable por no decir seguro que las escuelas de música cogerán a gente que hayan hecho un superior en cualquier conservatorio y lo veo normal. Sin embargo, si no tenemos titulo superior de música pero si una carrera universitaria la cosa cambia, no digo que se discrimine pero si debería de tener los mismos derechos. Es más, lo repito por no se cuantas veces que la titulación universitaria tiene más poder que la otra. Pero eso ya es otro tema a tratar en cómo se manipulan las leyes al antojo de los políticos.

Yo soy de ésos que tanto el que tiene la carrera (grado universitario relacionado en música) como el que tiene el Superior de música deberían de tener las misma posibilidades de buscar trabajo, y no empezar a poner requisitos que lo único que hace es limitar la búsqueda de trabajo de uno y de otros. 
Por que la musicología no solo es docencia, hay otros campos a tener en cuenta como es la investigación, gestión musical, producción, entre otros. 
En fin, como el refrán ese que dice <> pues aquí pondría <>.